Las líneas rojas de Putin: Rusia acusa a occidente

Desde el pasado mes de noviembre se ha intensificado una campaña en contra de Rusia. Si bien esto no es algo nuevo, las grandes corporaciones de la comunicación, han virado a un perfil como instrumentos de guerra.  

Los medios atlánticos, de Europa occidental, Gran Bretaña y América del Norte, más Colombia; mediáticamente, bombardean y siembran en la población, la idea de que pronto Rusia invadirá Ucrania. El desarrollo de dicha narrativa, está directamente ligada a la asociación de Ucrania al bloque de la OTAN. Sin embargo, aunque la intención del bloque europeo es real, sumar a la exrepública soviética, nos encontramos con un ejemplo viviente de posverdad.

El 22 de diciembre, Moscú desmintió alegaciones y explicaba lógicamente, sus movimientos de tropas dentro de su propio territorio. El Consejo de Seguridad de Rusia hizo lo propio, aclarando públicamente su posición y versión más cercana al sentido común. Para ser más específicos, se trata de los planteamientos de las líneas rojas de Rusia.

Para entenderlo mejor, nos tenemos que remontar a la historia propia de la humanidad. Así como muchas civilizaciones invadían territorios para su propio beneficio y prosperidad, también existieron pueblos y naciones con un mayor nivel de organización previo, donde buscaban, con los medios y preparativos necesarios, afrontar amenazas y frenar las incursiones hostiles de otras naciones.

Para la era moderna, al termino final de la segunda guerra mundial en 1950, las potencias triunfantes establecieron un acuerdo de pares. Después de alcanzar la capacidad tecnológica destructiva con la bomba atómica, surgió el concepto MAD (Mutually assured destruction), en la que se establecía qué, en el eventual caso de un conflicto bélico que incluyera uso de armamento nuclear por cualquiera de dos bandos opuestos, podría resultar en la completa destrucción de ambos, también llamado la suma cero:  1 + 1 = 0.

La destrucción mutua asegurada, teóricamente, es la destrucción proporcional entre ambos bandos. No obstante, significaría poner en alto riesgo la existencia de la humanidad y de todos los seres existentes del planeta.   

Por esa razón, la conceptualización de líneas rojas son vitales para una nación con capacidad de armas y destrucción nuclear, pues garantiza una respuesta proporcional a un supuesto ataque condicionado por la variable de tiempo, que comprende la cercanía geoestratégica entre 10 a 15 minutos.  Es decir, el tiempo que tomaría a los misiles con capacidad de destrucción nuclear, alcanzar al país que inicialmente lanzo el primer ataque.

Este ejemplo, lanzado por el propio presidente ruso Vladimir Putin, hacia referencias en México, Cuba o demás islas del Caribe, en donde no existen la bases militares ni capacidad de influencia de los misiles rusos con dirección a Washington, pues la cercanía geoestratégica, teóricamente, daría una ventaja menor de respuesta al país Norteamericano, oscilando los 5 minutos, haciendo inútil sus sistemas de contraataque.

Así mismo en 1962, la crisis de los misiles llevo hasta el límite un conflicto que garantizaba la destrucción del planeta. Cuando la URSS, traslada en ojivas nucleares a Cuba. Dos semanas que pudieron marcar toda la historia de la humanidad.

Durante la Guerra fría, Washington blindo las fronteras de la Ex Unión Soviética, proveyendo transferencia de tecnología a países como Polonia, Rumania, Israel, Pakistán, India, China, y bases militares en el pacífico norte, con armas nucleares.

Poner fin a las tensiones de una posible tercera guerra mundial

A pesar de la nula atención de los medios occidentales, La Federación Rusa entregó a los Estados Unidos de América –el 15 de diciembre– un proyecto ‎de Tratado de Paz y de Acuerdo tendiente a poner fin a la creciente tensión entre ambas partes. Ambos documentos fueron publicados, el 17 de diciembre, por el ministerio ruso de exteriores‎.

El proyecto de tratado prevé en su artículo 1 que las dos partes «no emprendan acciones que ‎puedan incidir en la seguridad de la otra parte».

El artículo 2 insta a cada parte ‎‎«buscará garantizar que todas las organizaciones internacionales y alianzas militares en las cuales ‎participa se adhieran a los principios de la Carta de las Naciones Unidas». ‎

El artículo 3, establece que ambas partes se comprometerían a «no utilizar los territorios de otros Estados ‎con el objetivo de preparar o de efectuar un ataque armado contra la otra parte».

El artículo 4 ‎prevé, por consiguiente, que «Estados Unidos no establecerá bases militares en el territorio de ‎los Estados de la ex URSS que no son miembros de la OTAN» y que «evitará la adhesión de ‎Estados de la ex URSS a la OTAN, impidiendo una subsiguiente expansión hacia el este». ‎

En el artículo 5 se señala que «las partes se abstienen de desplegar sus fuerzas armadas y su ‎armamento, incluso en el marco de alianzas militares, en las áreas donde tales despliegues pueden ‎ser percibidos por la otra parte como una amenaza para su propia seguridad nacional». Así que ‎‎«se abstienen de hacer volar bombarderos equipados con armamento nuclear o no nuclear y de ‎desplegar navíos de guerra en las áreas, fuera del espacio aéreo y de las aguas territoriales ‎nacionales, donde pudieran atacar objetivos en el territorio de la otra parte». ‎

En el artículo 6 ambas partes se comprometerían a «no utilizar misiles terrestres de alcance ‎intermedio o corto fuera de sus territorios nacionales ni en las zonas de sus territorios donde ‎tales armas puedan atacar objetivos en el territorio de la otra parte». ‎

Para terminar, el artículo 7 prevé que «las dos partes se abstendrán de desplegar armas ‎nucleares fuera de sus territorios nacionales y traerán de regreso a sus territorios las armas ya ‎desplegadas fuera de estos» y que «no entrenarán personal militar y civil de países no nucleares ‎en el uso de armas nucleares ni realizarán maniobras que incluyan el uso de armas nucleares»

El récord de intervenciones

Según el anexo de Wikipedia, Estados Unidos ha intervenido militarmente al resto del mundo desde su guerra de independencia en 1775. La lista de países intervenidos, comprenden todas las regiones del mundo y 397 operaciones de intervención militar hasta el año 2001.

En la actualidad, los últimos 20 años, la campaña se caracteriza por la acción de intervenir contra el terrorismo y derrocamiento de dictaduras violatorias de los derechos humanos. No obstante, Irak, Libia, Egipto, Yemen, Palestina y Siria, fueron intervenidos sin el aval de las Naciones Unidas.

Para consulta:

Instances of Use of United States Armed Forces Abroad, 1798-2001 (everycrsreport.com)

Staff Report
CODER's | Tech Community Writers

Get in Touch

Related Articles

Infraestructuras superficiales: segunda parte

Relatoría del primer foro por la emergencia ambiental y cambio climático. Coatepec, Veracruz. 4 de Julio de 2023.

Semillero de historias

Artículo en cuatro emisiones Centro de Xalapa desde la calle Zamora. Foto con efecto. PulseCoderMx 2024

Aires de cambio en América

Sí, estamos al tanto de las protestas en apoyo a Palestina que se han llevado a cabo...

Get in Touch

22,044FansLike
2,387FollowersFollow
21,800SubscribersSubscribe

Latest Posts

Infraestructuras superficiales: segunda parte

Relatoría del primer foro por la emergencia ambiental y cambio climático. Coatepec, Veracruz. 4 de Julio de 2023.

Semillero de historias

Artículo en cuatro emisiones Centro de Xalapa desde la calle Zamora. Foto con efecto. PulseCoderMx 2024

Aires de cambio en América

Sí, estamos al tanto de las protestas en apoyo a Palestina que se han llevado a cabo...

¿Y cómo va la situación climática actual del planeta?

Con la agenda centrada en los conflictos bélicos y otros eventos mundiales como las elecciones planetarias, efectivamente,...

Los estragos del consumo desmedido de pornografía: una mirada crítica

Su impacto en la sociedad contemporánea El tema no es nuevo. Las naciones occidentales...